La gran búsqueda del ser humano, es sin lugar a dudas, la Felicidad. Hay una gran diferencia entre intentar y ser feliz.

Los que la relacionan con el dinero, dicen que cuesta mucho conseguir, y los que tienen dinero la siguen buscando.

Están también aquellos que se pasan la vida intentando ser felices, que su día a día es una Declaración de Intenciones , que sólo se queda en los enunciados del deseo, seguidos por algún suspiro ocasional.

Ese es el pensamiento de quienes nada hacen, porque sólo esperan a que alguien les cambie la vida, suponiendo que todo lo que suceda dependerá exclusivamente de la buena suerte o de otra persona.

Hay personas que, por el contrario, trabajan a diario por hacer que las cosas sucedan, haciéndose responsables de todo aquello que dependa de ellas. Que fijan su vista y corazón en un horizonte que están seguros de conquistar. A eso se le llama: Sueño, Objetivo, Meta, Proyecto.

Cada palabra tiene un significado diferente, aunque creo que coincidimos en saber que todas tienen algo en común: La Felicidad: Estado tan ansiado y buscado por todos.

Entonces, si la Felicidad es la búsqueda constante en nuestras vidas…

¿Por qué la mayoría de la gente se da por vencida?

¿Por qué algunas personas consiguen todo lo que se proponen y otras no?

¿Por qué hay gente exitosa en poco tiempo y otras que luchan toda su vida y no lo consiguen?

Siempre he creído que para conseguir el éxito en la vida hay que adquirir una serie de habilidades, cualidades, aptitudes y sobre todo actitudes, que no todas las personas están dispuestas a buscar o tener.  

Factores que hacen darte por vencido

Seguramente tienes un sueño, un objetivo, una propuesta, una idea o un proyecto. Algo realmente poderoso que te mantiene en vilo, que piensas en él cada día, que anhelas tener tan cerca de ti, que sabes que te llevará a una vida plena, ponle a ese algo la etiqueta que quieras.

Si es tan importante para ti, ¿qué hace que no lo consigas?.

Hay muchos factores que influyen a la hora de abandonar un proyecto o un sueño. Ten en cuenta:

# 1. El Miedo: es la peor limitación que una persona pueda tener. Te paraliza, no te deja ver. No realizar algo que te apasiona por miedo a que te salga mal, es dejarte de dar la oportunidad de tener una experiencia, tal vez única y especial. El miedo está muy ligado a las creencias limitantes, esas que no nos permiten avanzar. Al miedo hay que reconocerlo, observarlo, preguntarte: ¿Por qué siento miedo? ¿Qué es la causa que me hace sentir miedo? ¿Qué pasaría si no tuviera miedo? Piensa en el resultado que obtendrías si fueses valiente?. ¡Desafía a tus miedos! ¡transfórmalos!

El peligro es muy real, pero el miedo es opcional. Si queremos sobrevivir a esto hay que luchar.

Frase de la película After Earth

# 2. Las Creencias limitantes, son afirmaciones, en su mayoría generalizaciones sobre la vida, sobre nosotros mismos, nuestras relaciones, sobre el mundo. Afirmaciones que creemos ciertas. Son órdenes directas al cerebro que nos capacitan o limitan ante cualquier objetivo.  Son una fuerza muy poderosa dentro de nuestra conducta. Todos tenemos creencias que nos sirven de recursos y otras que nos limitan. Nuestras creencias pueden moldear, influir e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestra creatividad, la manera en que nos relacionamos e incluso nuestro grado de felicidad y de éxito.

Tanto si crees que puedes como que no puedes, estás en lo cierto.

Henry Ford

# 3. La falta de control de tu vida. Eres responsable al ciento por ciento de lo que haces con tu vida, de las decisiones que tomas, de lo que piensas, de lo que sientes. Cuando responsabilizas a los demás, a la crisis, a los gobiernos o al vecino de lo que te sucede, pierdes el control de tu vida y le entregas las riendas a cualquiera de ellos. Tú decides ser Víctima o Protagonista de tu vida.

Las personas exitosas son las que al levantarse por la mañana buscan las circunstancias que quieren, y si no las encuentran las inventan.

George Beard Shaw

# 4. Las excusas: Enumerar razones o causas para despojarse de eventuales culpas, no tener ganas de hacer algo, liberarse de una obligación o responsabilidad, impedir que algo se concrete. Pretexto que se aprovecha para no pagar el alto precio que supone conseguir eso que busco.

Si es importante para ti, buscarás una  manera, sino buscarás una excusa.

Anónimo

# 5. Falta o pérdida de motivación: es posible que estemos motivados al principio, sin embargo, si esa motivación no está bien afirmada y creemos realmente en lo que queremos conseguir, perderemos las ganas en el camino. Busca un Motivo y a su vez que esté fuertemente atado a un Deseo imperioso de conseguirlo.

Un motivo se convierte en la Fuerza. Dame un buen motivo y me levantaré como sea.

Alejandra Navarro

Sé una persona exitosa haciendo algo diferente…

CREE en ti misma y defiende tu idea ante todo y todos lo que se oponen.

CORRE RIESGOS, eso te lleva a vivir una vida excitante, seguramente tendrás historias increíbles para contarles a tus nietos o al mundo entero.

ADQUIERE UN COMPROMISO contigo y sé fiel a tus ideas. El Compromiso reforzado con la Fuerza de Voluntad y el Deseo firme de conseguir lo que se busca, será un propulsor poderoso.

TEN PASIÓN por lo que haces, aclara tus ideas, sé firme en tus valores y busca creencias que te potencien.

COMUNÍCATE DE FORMA EXCELENTE contigo y con los demás, lo que te va a permitir conseguir cualquier objetivo propuesto.

VE OPORTUNIDADES donde otros ven dificultad o crisis, sé altamente creativa y observadora.

SÉ CONSTANTE Y CONSECUENTE, en tus acciones, decisiones y elecciones.

ADQUIERE RESPONSABILIDAD tomando las riendas de tu vida, practica la habilidad de responder eficientemente a lo que sucede y no culpes a nada ni a nadie de no conseguir tus objetivos.

ESTÁ DISPUESTA A PAGAR EL ALTO PRECIO que supone conseguir lo que quieres: Sacrificio, tener el valor de continuar pese a las dificultades, soportar las críticas, salir de la zona de confort, renunciar a los apegos o experiencias gratificantes, trabajar bajo presión, experimentar emociones tóxicas como la ira, bronca, rabia, frustración, y aún así saber gestionarlas y reconducir.

TEN FE, PACIENCIA Y PERSEVERANCIA, grandes actitudes que requieren una fuerte dosis para permanecer en el camino que lleva al Éxito.

Lo que marcará una diferencia entre Soñar y Conseguir será LA ACCIÓN. Nada puede conquistarse sin ni siquiera haber comenzado a caminar.

No lo intentes: Hazlo!

Imagina que ya lo has conseguido…¿Cómo sería?  

Estaré muy cerca de ti, para acompañarte…

¿Nos vemos en el camino?

Ale