7 Aprendizajes de este inesperado 2020

Creo que el aprendizaje es un proceso que jamás termina, y como cada año, busco los que más me han impactado. Es por eso, que quiero compartir contigo los 7 aprendizajes que me llevo de este inesperado 2020…

Es inagotable la fuente de la información que llega desde esta gran escuela que es el Universo. Y éste año, el mensaje me ha llegado así:

Querida Ale:

Hace mucho tiempo te envío señales para que cambies de dirección y he notado un poco de terquedad en tu actitud.

Te has empeñado en recorrer los mismos caminos con la intención de conseguir resultados diferentes, y tengo que decirte, que las Leyes creadas por mí, no funcionan de esa manera, ya que todo en mí está diseñado a la perfección para que te sirva de aprendizaje, por lo tanto si te empeñas en pasar de nivel sin haber aprendido la lección, tengo que darte un toque de atención.

Es por eso, que ahora vas a “parar”, y vas a analizar otras posibilidades para cumplir el propósito de vida que se te ha encomendado.

Aprovecha este año, porque te envío muchas lecciones y te aseguro que son un regalazo…

Atte.

El Universo


Y así fue…un regalazo.

Entre tantas lecciones, estos 7 aprendizajes de este inesperado 2020, han marcado un antes y un después a mi manera de interpretar la realidad y me han empujado hacia el interior de la misma manera que lo hace un âsana al experimentarlo: buscando la comodidad dentro de la incomodidad…

Aquí te comparto mi experiencia…

1. No subestimes jamás tu capacidad de reinvención. Siempre tienes un as en la manga que puedes utilizar, y esa carta saldrá en el momento que más acorralada te encuentres. Confía en ti.

2. Dicen que en la zona de confort no pasa nada, ahora creo que en esa zona es donde el Universo te prepara para empujarte al vacío. Dijo Buda: “Salta y la red aparecerá”…es verdad, la red existe.

3. La incertidumbre se  puede convertir en tu mejor aliada cuando descubres que nada es seguro, nada es eterno y que la realidad es neutra.

4. Los objetivos a largo plazo dejan de ser válidos cuando se aprende que todo es relativo, que todo puede cambiar en un instante y que hay situaciones que no puedes controlar.

5. Reconducir el camino con herramientas desconocidas aceleran los procesos creativos de supervivencia, ahí nace la autoconfianza, indispensable para la ruta en tiempos de pandemia.

6. Las personas que deciden continuar un camino diferente, están en todo su derecho de salir del tuyo y hacerte a un costado para que recorran el suyo propio es un acto de desapego emocional que te hará más fuerte.

7. Y el aprendizaje estrella: Dejar de sufrir es una elección interna y llega cuando Aceptas a la realidad y no intentas cambiarla. Ignorar  las leyes del Universo sólo te lleva a repetir la lección una y otra vez, hasta que por fin aprendes que todo es perfecto, tal y como es.

Una vez más agradezco a los Grandes Maestros que la Vida me ha puesto en el camino, en cualquiera de sus formatos, porque me han enseñado a ser más resiliente, más confiada y más creativa.

No se aprende en estados de tranquilidad, se aprende en estados alterados, de caos, de miedos o de inseguridades. Siempre hace falta una gran tormenta para que pongas toda tu intención en mantener el timón recto y cuando todo haya pasado y llegue el momento de la calma, sentir la alegría interna de que se ha aprendido una lección más y seguimos en camino…

¡Gracias 2020!

¿Nos vemos en el camino 2021?

Ale

Crea Karma bueno, comparte si te ha gustado 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *