Tomar decisiones para cambiar, es una tarea complicada, aunque muy necesaria cuando nos encontramos frente a dos o más caminos a seguir.

Los hábitos tóxicos, pensamientos negativos  y creencias limitantes hacen que la vida pase por delante de nuestras narices sin habernos dado cuenta de vivirla.

Sin embargo, te encuentras en un momento en donde sientes que algo no funciona bien y te entra el gusanillo de “cambiar algo en tu vida”.

Aunque descubres lo que quieres cambiar, sientes miedo y no te atreves a dar el paso, así es como pasas largas temporadas con un pie aquí y otro allá.

20 segundos de coraje es todo lo que necesitas para dar ese paso. 20 segundos. 

de la película “un lugar para soñar”

¿Qué vas a conseguir si transformas tu vida?

Darle un vuelco a lo que haces cada día, porque ya no te vale.

Atreverte a decirle a una persona lo que piensas.

Dejar tu horrible y esclavizante trabajo y emprender tu sueño.

Decir un rotundo NO cuando te apetece.

Soltar a una persona que te está haciendo daño pero por lástima no lo haces.

O tal vez quieras cambiar radicalmente de vida y vivir la que has deseado siempre.  

¿Qué hace que no te animes a dar ese paso que tanto deseas?

Salir de la zona de confort no es tarea fácil; claro está: en esta zona has permanecido mucho tiempo, con lo cual estás más que acostumbrada; tus hábitos se han arraigado tanto que a veces te parece que ésa es la vida que tienes que llevar o lo que te ha tocado.

Cuando piensas mucho sobre lo quieres hacer y sueñas con una vida mejor o una situación que ves en tu mente, estás visualizando, hasta sientes, oyes y ves todo eso que te imaginas.

Sin embargo, al caer en la realidad te dices a ti misma: Sí, estaría muy bien, Pero, no me animo . En ese instante tu diálogo interno te comienza a dar excusas que justifiquan tu miedo a dar ese paso:

¿Y si me sale mal?

¿Y si cambio de trabajo seguro y me va mal como emprendedora?

¿Y si le digo que NO y se ofende?

¿Y si la vida que sueño es sólo una fantasía?

¿Y si arriesgo lo que tengo para nada seguro?

¿Y si …?

Típicas frases que te resuenan convincentes, pero que sólo son una manera de autosabotearte…

“El lunes comienzo” (¿de qué mes y año? )

“Esperaré un poco más para decidir” (¿un poco más cuánto tiempo es?)

“Tendré que aguantar este trabajo porque con la crisis que hay…” (¡aguanta campeona!)

“Me vendría bien una Coach, o hacer Yoga para calmar mi mente, Pero ahora no tengo tiempo…” (no es tiempo lo que te falta…)

“Sé que tengo que cambiar algo, Pero es taaann difícil hacerlo” (¿lo has intentado alguna vez?)

Todas estas excusas, justificaciones y quejas son virus mentales que te impiden dar el paso.

La vida es corta o demasiado larga para que yo pueda permitirme el lujo de vivirla tan mal.

Alguien que se dio cuenta de la mala vida que llevaba…

Aquí tienes 10 razones que te animarán a dar ese paso que quieres:

1. Puedes cambiar de vida, no se ha demostrado que exista otra. Por lo tanto vive ésta que tienes y créala a tu antojo o como siempre la has soñado.

2. Aprender a decir que NO cuando te apetece, te hace  libre. Decir que SI a todo y a todos te esclaviza.

3.  La Felicidad (para mí) es un estado que experimentas cuando todo lo que haces y dices es coherente. Por lo tanto verifica si estás en equilibrio.

4. ¿Qué prefieres ser Feliz o tener la Razón? Cuestionarte qué te hará sentir feliz es la única manera de saber hacia dónde dirigirte.

5. No existen buenas o malas decisiones. Cada decisión que se toma está basada en las emociones que sientes en ese momento y con las herramientas que tienes. El arrepentimiento no te valdrá de nada, sólo busca lo que has aprendido de las experiencias.

6. Necesitas toda tu energía para construir el puente que te llevará a tu estado deseado. Por lo tanto, estar atado a algo o alguien sólo te restará la única fuente que te dará fuerzas para concentrarte en tu camino. Aprende a Soltar lo que te hace daño.

7. Nadie puede decidir por ti. La vida no acepta representantes, tú eres la persona capaz de dirigir tu vida. No le entregues las riendas a nada ni a nadie, lo único que conseguirás es que dirijan tu destino.

8. El miedo es una opción. Y es el resultado, según el caso, de palabras que habrás escuchado desde la infancia, en el proceso de programación:  “es arriesgado; no vayas; no puedes; es difícil; eso está prohibido; eso no se hace; escóndete; no destaques; nunca llegarás nada; pon a los demás por delante de ti; peligroso; no vales; nadie lo hace; sé como los demás; no sigas; estás loca; qué dirán los demás; estás enferma”. No te mueras con la terrible sensación de que tus miedos fueron más fuertes que tus sueños.

9. Serás más fuerte. A medida que cambias y te adaptas, descubres que cada vez eres más fuerte y te sientes más segura de ti misma. Reconocerás tus habilidades y capacidades que estaban dormidas, de esta manera conseguirás fortalecerte ante cualquier obstáculo en tu vida.

10. Tienes tu segunda oportunidad en la vida: aprovéchala. Si de verdad no te gusta lo que tienes, no pasa nada, ¡cámbialo! Tu nueva vida, la persona que deseas ser, el trabajo que quieres conseguir, el entorno donde quieres vivir, las palabras que deseas pronunciar, el viaje que quieres realizar, los sueños que quieres alcanzar están a sólo un paso.

Sólo te hacen falta 20 segundos de coraje. Respira profundamente y ¡hazlo!

Prepárate para dar el paso que cambiará tu vida, aunque estés muerta de miedo.

Puedo acompañarte en este momento de tu vida y entregarte las herramientas que te hacen falta para conseguirlo. Todas mis experiencias y conocimientos las he integrado en el Programa de Desarrollo Personal para Mujeres revolucionarias del cambio, no es un curso teórico, será la experiencia más reveladora de tu vida.

Si te apetece, nos tomamos un té y hablamos de cómo TransFormar tu Vida…

¿Nos vemos en el camino?