Hacer un retiro de yoga es para todo el mundo, pero no todo el mundo está preparado para hacer un Retiro de Yoga. Descubre en este post, cuáles son los 10 beneficios para hacer un Retiro de Yoga…


Para realizar un retiro, e insisto en “retirarse”, hay que estar en un momento especial de nuestras vidas, haber hecho un pequeño click en nuestra mente que nos indica que algo no funciona bien en nuestra vida.

La vida pasa muy rápido…¿Te has cuestionado esta frase alguna vez?

En algún momento nos metimos  en la vorágine diaria de las prisas, del “tengo que hacer” o del “no tengo tiempo”, en las urgencias y en las personas tóxicas que consumen nuestras energías. Trabajos que no deseamos, parejas que no aportan, conflictos en las relaciones con nuestros hijos o con el entorno, o la búsqueda de una manera diferente de ser y estar en el mundo, son algunas de las causas que nos llevan a “parar”.

Así es, como algunas personas desean apartarse y experimentar alivio, bienestar, paz y tranquilidad. Esa alarma del corazón se enciende, dando paso a crear una nueva oportunidad de encuentro con una misma.

En qué consiste un Retiro de Yoga…

La vida nos presenta de vez en cuando nuevas oportunidades de retomar el camino hacia nuestro propósito de vida o misión. Ese momento llega cuando el vaso se te ha llenado y rebasado, cuando te das cuenta que necesitas vaciarte para comenzar de nuevo y de una manera diferente. Así de sencillo.

Un Retiro de Yoga, tiene que ver con la búsqueda y el encuentro, con observar tu sombra reflejada en tu luz; apartar las rutinas diarias y sus maneras mentales de realizarlas, para detenerte y experimentar cada emoción como una señal de cambio.

El Yoga nos da una visión más amplia, porque nos permite con delicadeza, adentrarnos a un mundo nunca antes transitado, donde la dualidad comienza a desaparecer dando paso a la observación, sin juicios ni etiquetas.

El Yoga es para todo el mundo, pero no todo el mundo está preparado para iniciar este camino.

Para conectar con la verdadera esencia del Yoga, hacen falta tres ingredientes indispensables: Inteligencia, Sensibilidad y Voluntad. Y creo que la vida es exactamente lo mismo: necesitamos Inteligencia para discernir, Sensibilidad para sentir y apreciar, y Voluntad para avanzar cada día en las metas que nos hemos propuesto.

La práctica del Yoga te lleva a estados especiales de “darte cuenta”, cambiando tus prioridades e invitándote a detenerte en el espacio/tiempo, aprendiendo a reconducir por caminos no transitados anteriormente que te llevan de regreso a ti. Es ahí mismo donde todo surge con más fuerza y transforma tu vida.

10 beneficios para hacer un Retiro de Yoga…

Muchos son los beneficios que te aporta el asistir a un Retiro de Yoga. He resumido los 10 principales, los que yo he experimentado y me gustaría transmitirte:

#1. Salir de la rutina. Desconectar de esa carrerilla sin sentido a la que te has sumado y que no te está aportando nada bueno. Es como apagar un interruptor que te succiona a todo lo exterior y encender otro que te conecta con tu interior, es ahí donde encuentras el espacio para la reflexión y te abres a nuevas posibilidades.

#2. Respira bienestar. El contacto con la naturaleza oxigena tu alma, llevándote a estados de tranquilidad y paz. Un encuentro con el verdadero ser que estás a punto de descubrir en íntima conexión con el Universo. Eres parte del Todo. Cuando descubres que “perteneces” das un paso importante en el cambio que deseas.

#3. Crecimiento Personal. Es un viaje al interior de ti misma. Es autoconocimiento, autovaloración, compromiso y acción. Los mejores viajes quedan grabados cuando la experiencia ha sido maravillosa, porque una parte de ti conecta con ese lugar donde te sientes muy bien. Los talleres de crecimiento personal, te aportan una información nunca antes recibida, que no se enseña en las escuelas, aprenderás a extraer lo mejor de ti llevándote herramientas que te servirán siempre en cualquier circunstancia de tu vida.

#4. Experiencia de grupo compartida con personas afines. Dice un proverbio africano:

“Si quieres ir rápido, camina solo; pero si quieres llegar lejos, camina acompañado”.

Cuando encuentras personas que caminan hacia el mismo sitio donde tú quieres llegar, todo es más fácil, más llevadero y reconfortante. Te das cuenta que no estás sola y que puedes compartir tu experiencia, lo que te hará sentir más valorada y apoyada.

#5. Sube tu nivel de vibración. Se sabe que las frecuencias energéticas más bajas se relacionan con el caos, la destrucción,  el ego,  la culpa, la preocupación. Es decir, su idioma es el miedo. Eso hace que tu nivel vibratorio sea denso, por eso te sientes cansada y sin fuerzas la mayor parte del día. Por otro lado, las frecuencias más elevadas se relacionan con el orden, la creatividad, el espíritu, la satisfacción y su idioma es el amor. Tu nivel de vibración subirá en contacto con el agradecimiento al encontrar tu propósito de vida o misión. Es una sensación increíble de paz y armonía…

#6. Conocer el Yoga como oportunidad de transformación personal. Como he dicho anteriormente, la experiencia de la práctica del Yoga, puede convertirse en el encuentro más íntimo que puedas tener contigo misma, y no se trata sólo de hacer posturas, y mucho menos de hacer posturas imposibles. El Yoga es el camino de regreso a ti. La desconexión y la conexión, el conocimiento de tu cuerpo, el encuentro con tus emociones, con tus sensaciones. Es un punto de partida hacia la felicidad, tranquilad y paz interior, ésa es la dirección donde todo ser humano desea llegar.

#7. Aprender otra manera de alimentarte. Al igual que un automóvil necesita combustible y  mantenimiento para funcionar adecuadamente, el cuerpo humano requiere alimentos, ejercicio y una buena actitud mental, para mantenerse sano y desarrollar su potencial al máximo. La importancia de una buena alimentación tiene que ver también con elevar la vibración de tu cuerpo: dándonos vitalidad y energía estimulando y fortaleciendo nuestro sistema inmunológico para evitar enfermedades, retrasando el proceso de envejecimiento, combatiendo la fatiga o mejorando la habilidad de concentración, entre otras cosas…

#8. Aprender a meditar para reducir el estrés. El estrés y la ansiedad, son las grandes enfermedades de este siglo, derivan de una emoción muy densa: el miedo. La meditación es la toma de consciencia profunda que nos acerca a nuestro verdadero ser, aprendiendo a manejar nuestros pensamientos y eligiendo aquellos que nos benefician. La meditación y el control de la respiración (prana = energía) tienen grandes beneficios en nuestra salud, en nuestras actitudes y en nuestra manera de relacionarnos con el mundo exterior. Una mente en calma es una mente sin miedo, sin expectativas, sin deseos ni apegos y por consecuencia sin sufrimiento.

#9. Ver los problemas desde otra perspectiva. Decía Einstein:

“Un problema no se puede resolver desde el mismo lugar de donde se ha creado”

Es preciso apartarse y convertirse en “observador” para encontrar una solución adecuada y objetiva. Cuando te diriges a la cima de una montaña, puedes observar que el paisaje de la ciudad se hace muy pequeño y comienza a perder sentido, como si quedara muy lejano y desde el lugar de altura que estás, te conectas con un sentido especial que abre tus ojos y mente hacia una respuesta más elevada. Es maravillosa la sensación de ver todo lo “malo” que te sucede desde otra perspectiva y cambiar su significado. Por eso los retiros se hacen en lugares de montaña, alejados de todo ruido mundano…

#10. Encontrar nuevo enfoque a tu vida personal y profesional. Éste será el compendio de todos los puntos anteriores. Cuando consigas desconectar de lo exterior prestando atención a tu interior, a lo que quieres, a la vida que deseas vivir y la gente con la que deseas crecer y evolucionar; cuando conectes con la naturaleza y con tu propia esencia, y observes que hay más personas como tú buscando el verdadero sentido de la vida; cuando sientas que tu vibración es alta porque estás agradecida de todo lo que ha llegado a tu vida; cuando tus problemas se conviertan en oportunidades de crecimiento o cambio, es Ahí donde podrás transformar tu vida personal o profesional, y te aseguro que ya nada volverá a ser lo mismo.

Si algo de esto resuena en tu alma, éste es tu Retiro…

Si te ha llegado la sensación que es tu momento de detenerte, reflexionar, respirar, sentir, emocionarte, desconectar, conectar, soltar, confiar… súmate al Retiro Respyra® tu Vida. Estaré muy cerca de ti para acompañarte en este proceso tan bello, para guiarte y entregarte nuevas herramientas para el cambio que deseas.

Es hora de dar tu paso hacia una nueva oportunidad y si te vibra en positivo, ven. Seremos Tú, yo y varias mujeres en un encuentro muy personalizado y cercano que abrirá tu mente a un mundo de nuevas posibilidades.

Aquí puedes encontrar más información, también puedes contactar conmigo, te llamaré para aclarar cualquier duda que tengas…

¿Nos vemos en el camino?