Hay preguntas que pueden animarte a comenzar este hermoso viaje:

¿Quieres cambiar algo en tu vida?
¿Tienes un objetivo y no sabes cómo lograrlo?
¿Qué necesitas cambiar para comenzar a ser feliz?
¿Cómo te ves dentro de 20 años si sigues haciendo lo mismo que hoy?

La Sesión Privada de Coaching consiste en un  Entrenamiento Emocional y Personal. Por medio de preguntas y estrategias tú mismo encontrarás las respuestas y así descubrirás el potencial, los recursos y la fuerza que hay dentro de ti para que logres cumplir tus objetivos.

Estaré contigo para acompañarte. Juntos encontremos el mejor plan de acción que necesitas para conseguir tu objetivo, tu meta o tu sueño. Será un compromiso mutuo. Una relación de honestidad, de colaboración y de aprendizaje.

Me comprometo a:

Escucharte.
Hacerte preguntas que te lleven a reflexionar.
A crear estrategias que te lleven a lograr lo que quieres.
Ayudarte a pasar a la acción.
Apoyarte en tus decisiones.
A enseñarte a extraer lo mejor de ti.
A que descubras los recursos  y a darte las herramientas
que te hacen falta para lograr eso que te propones.
A sacar el máximo rendimiento de tu potencial.
Y sobre todo, me comprometo a Creer en ti.

Si no puedes desplazarte puedes
escoger esta modalidad.
Disponible para cualquier punto
del mundo.
La sesión tiene una duración
de 1 hs.

trabajaconmigo_bottom_1

La Escuela de Entrenamiento
Emocional se encuentra en
El Verger, Alicante, en la zona de la Marina Alta, a 400 mts. del mar con fácil acceso.
La sesión tiene una duración
de 1.30 hs.

trabajaconmigo_bottom_2

Si prefieres una Sesión Presencial
y quieres que me desplace a tu
domicilio, empresa o centro,
puedes elegir esta modalidad.
Disponible sólo si vives en un
radio de menos de 100 km. de la
Escuela de Entrenamiento
Emocional. Esta sesión tiene una
duración de 1.30 hs.

trabajaconmigo_bottom_3

No te olvides que “Tú eres el cambio”
que solo de ti depende, que la responsabilidad
de crear tu vida es solo tuya. Cuando decidas
dar este paso, búscame. Estaré aquí para
acompañarte. Un abrazo afectuoso, Ale