Los seres humanos somos hijos del rigor: aprendemos con dolor, cambiamos por dolor, buscamos soluciones cuando los problemas ya son muy grandes, nos arrepentimos cuando el daño está hecho o cuando la vida se nos ha pasado sin darnos cuenta. Anhelamos el pasado o deseamos un futuro de cuento. Vivimos de arrepentimientos, de culpas y de altas expectativas con respecto a nosotros mismos y a los demás.

Nos dicen: “Nace, crece, estudia, trabaja, cásate, ten hijos, jubílate” y nos creemos que eso es nuestro patrimonio y además tan difícil de pasar…La vida se nos pasa “luchando por la vida“, y en ese tire y afloje nos olvidamos de VIVIR.

En ese olvido inventamos una vida estipulada por otros, marcada por una sociedad de consumismo que nos está llevando a la más absoluta ruina mental.

por-vencido

Si lo que tienes no te gusta,

¿qué puedes hacer para cambiarlo?

El cambio es un proceso de transformación. Cuando ya no acoplamos en un sitio, cuando los días no transcurren con soltura, cuando nos sentimos incómodos en las relaciones o los resultados de nuestro trabajo no son los que esperamos. Hay muchas situaciones en las que deseamos cambiar algo en nuestra vida, sin embargo, seguimos esperando a que el cambio llegue de afuera poniendo en otras manos la responsabilidad de nuestra infelicidad, de nuestra crisis y hasta de nuestra falta de recursos.

“Todo el mundo piensa cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo” Leo Tolstoy

Es verdad que hasta que no exista un dolor muy fuerte no daremos el paso del cambio, tendría que existir una motivación mucho más poderosa que ese dolor para atreverse a salir de ese estado de conformismo, y además, es verdad que cambiar es posible.

el-cambio-alejandra-navarro-coach

 

“Tu vida no mejora por casualidad, mejora por el cambio.” Jim Rohn.

 

Por experiencia propia también puedo decir que el cambio produce vértigo, claramente porque nos dirigimos hacia algo que no conocemos o no dominamos. Aún así, si somos capaces de afrontar ese miedo como un impulso hacia lo que queremos conseguir estaremos acercándonos a ese estado deseado.

5 Pasos son los que nos pueden ayudar a realizar ese cambio:

  1. CONCIENCIA

Tomar conciencia de la situación en que nos encontramos. “Darse cuenta”, es el exacto momento en que se te cae la ficha y dices: “quiero algo mejor para mí”. Es tener la facultad de reconocer la realidad. Para eso, ten en cuenta tus emociones, como la ira, la rabia, la tristeza, la bronca; porque son las que te dan la alarma de que algo no funciona bien en tu vida.

Con este primer paso serás capaz de identificar y aceptar que necesitas un cambio urgente.

  1. CLARIDAD

Hay momentos en la vida en que no podemos “ver” más allá,  estamos ofuscados por la situación y pensamos que no hay otro camino.

La Claridad, luego de tomar conciencia es lo que nos permite ver ese camino que queremos seguir y a dónde queremos llegar. Es nuestro objetivo a conseguir, nuestro sueño a realizar, nuestro ferviente deseo de vivir la vida que realmente anhelamos y que sabemos en nuestro interior que nos hará mejores personas.

  1. DECISIÓN Y COMPROMISO

Sin decisión no hay cambio y sin compromiso no hay acción. Con lo cual tu decisión y compromiso tendrán que ser muy firmes si quieres conseguir un verdadero cambio sostenible y transformador.

El mayor compromiso es contigo mism@,  depende de lo importante que tú seas en tu propia vida.

  1. CHEQUEO ECOLÓGICO

Observa si el  resultado de tu cambio es compatible con tu situación personal y familiar.

¿Qué verás, sentirás y oirás cuando hayas conseguido ese cambio?

¿Para qué lo quieres conseguir?

¿Qué dirá de ti tu entorno más cercano? ¿Cómo te verán?

Si ese cambio es beneficioso para ti y para los que más amas, entonces adelante! El cambio ya es tuyo!.

  1. VISUALIZA

Todas las personas tenemos la capacidad de visualizar, de imaginar con lujo de detalle lo que queremos. Ponle una imagen a tu sueño, obsérvate cuando ese cambio ya se ha producido.

Siéntelo, vívelo: Éste es un punto clave, no sirve con solo desearlo o decir esa frase trillada: “Algún día pasará…” ¡Venga! Siéntelo, vívelo como si estuvieses en ese momento, observa cómo te sientes, lo que dirás cuando lo hayas conseguido, cómo se sentirán las personas de tu entorno; emociónate con esa imagen, convierte esa diapositiva en una realidad dentro de tu mente y verás cómo se convierte en parte de tu vida.

Te mereces un cambio en tu vida, y si no sales a buscarlo o provocarlo para que suceda, nada pasará.

¿Te imaginas dentro de 10 años haciendo más de lo mismo?

¿Cómo sería tu vida con tanto dolor acumulado?

Estoy Aquí mismo para acompañarte cuando desees dar ese paso. Ponte en contacto conmigo y hablamos…

“Cuando no podemos cambiar la situación, estamos desafiados a cambiarnos a nosotros mismos”.

Viktor E. Frankl

 

¿Nos vemos en el camino?