El ser humano es capaz de evolucionar en algunos aspectos como la tecnología o la ciencia. Se ha invertido muchísimo dinero en investigaciones, en grandes estructuras y sobre todo se ha malgastado mucho más en financiar guerras.

Nos quejamos de la sociedad en donde vivimos, nos quejamos del sistema que no funciona, nos quejamos constantemente, porque en realidad, se nos ha enseñado a que la queja forma parte de la vida, sin embargo, nos olvidamos que nosotros somos parte de la sociedad y formamos este sistema, en definitiva: nos quejamos de nosotros mismos.

“Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz. La gente educa para la competencia, y la competencia es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos para cooperar y ser solidarios unos con otros, ése día estaremos educando para la paz”                       María Montessori

Si quiero que la sociedad sea más benevolente y amable, si deseo que el sistema sea más justo, tengo la obligación de comenzar a cambiar algo yo misma para sumar algo positivo a ese sistema.

Mis hijas, tus hijos, todos los niños, adolescentes y jóvenes que hoy están pasando por la “fábrica de copia y pega”, que es la escuela convencional,  serán los que conformen una sociedad y creen un sistema que estará basado en la información que han recibido.

Si hemos sido capaces de evolucionar en tantos aspectos, ¿cómo es posible que la educación siga siendo igual que hace 200 años?

¿Qué está fallando?

¿Qué podríamos hacer para conseguir que nuestro sistema educativo y finalmente social funcione?

¿Qué puedo hacer yo desde la parcela que me toca trabajar?

¿Estamos prohibiendo a nuestros hijos la Educación?

Hoy quiero reflexionar sobre lo que estamos transmitiendo a nuestros hijos y encontrar alternativas a lo que viene impuesto desde hace años porque ya no da los resultados que esperamos.

“Todo el mundo es un genio pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, pasará la vida entera creyendo que es un necio” Albert Einstein

Creo en el cambio de paradigmas, creo que el trabajo en equipo da mejores resultados, creo que los valores nos potencian y llevan a construir, creo que aún estamos a tiempo de vivir en esa sociedad que todos anhelamos y que pensamos que tiene que ser construida desde afuera. Creo que podemos cambiar y comenzar a darles a nuestros hijos la oportunidad de vivir en un mundo más amable.

Puedes o no estar de acuerdo con esta documental, con su manera de plantear la Educación, y es así, como en la diversidad de opiniones, podemos extraer lo mejor de cada idea.

Entre tantas, me he quedado con una:

“Hay una sola cosa que realmente es importante: Es el Amor que nosotros podemos darle a los niños. Si queremos una sociedad diferente lo único que realmente tenemos que hacer es Amar a los niños, a que ellos aprendan a Amar a otros. El conocimiento va a venir solo, los resultados del mundo vienen solos, pero un niño que no fue amado, difícilmente va a aprender a Amar”. Pablo Lipnizky

¿Qué es?

La Educación Prohibida es una película documental que se propone cuestionar las lógicas de la escolarización moderna y la forma de entender la educación, visibilizando experiencias educativas diferentes, no convencionales que plantean la necesidad de un nuevo paradigma educativo.

La Educación Prohibida es un proyecto realizado por jóvenes que partieron desde la visión del quienes aprenden y se embarcaron en una investigación que cubre 8 países realizando entrevistas a más de 90 educadores de propuestas educativas alternativas. La película fue financiada colectivamente gracias a cientos de coproductores y tiene licencias libres que permiten y alientan su copia y reproducción.

La Educación Prohibida se propone alimentar y disparar un debate reflexión social acerca de las bases que sostienen la escuela, promoviendo el desarrollo de una educación integral centrada en el amor, el respeto, la libertad y el aprendizaje.

 Sinopsis

La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aun considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil. Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.

A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. “La Educación Prohibida” es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres; un recorrido por 8 países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva, convirtieron a “La Educación Prohibida” en un fenómeno único. Un proyecto totalmente independiente de una magnitud inédita, que da cuenta de la necesidad latente del crecimiento y surgimiento de nuevas formas de educación.

Fuente: La Educación Prohibida

 

¿Qué opinas sobre esta película? Mírala aquí la versión completa.